Muchos usuarios de equipos de computación se relacionan bastante bien con las capacidades de almacenamiento de dispositivos como discos duros, memorias USB, memorias RAM, entre otros, medidas que son expresadas en múltiplos del byte (megabyte, kilobyte, gigabyte, terabyte), pero en el caso de las capacidades de los procesadores el desconocimiento es generalizado, pocos usuarios tienen conocimiento pleno sobre las características técnicas de los microprocesadores de  sus equipos, una de esas características es la longitud en bits de las cadenas de datos con las que realizan sus procesos, la cual está directamente relacionada con la capacidad del sistema operativo para manejar secuencias de datos de 32 y de 64 bits.

Para comprender adecuadamente a que se refiere esta característica de los procesadores, primeramente debemos saber que un Byte, que es la medida de información básica, capaz de almacenar un único carácter como por ejemplo la letra A, está compuesto por 8 bits. Recordemos que la computación se basa en la representación en código binario de circuitos electrónicos, que pueden encontrarse en uno de dos estados, abierto o cerrado. Cada uno de estos dígitos binarios corresponde a un Bit, por lo tanto para codificar la información se requiere de varios bits agrupados, como ya sabemos, el Byte es una agrupación de 8 bits.

CPU

Cadenas procesadas por la CPU

Cuando la Unidad Central de Procesamiento o CPU por sus siglas en inglés, realiza su trabajo, según sea su capacidad, es capaz de procesar estas agrupaciones de bits a las que también se les suele denominar “palabras”. Inicialmente los procesadores manejaban palabras de 8 bit, luego la tecnología duplico la capacidad de procesamiento y pasaron a trabajar con palabras de 16 bits, más tarde se alcanzarían 32 y posteriormente 64 bits, estas dos últimas son las capacidades que se emplean en la computación personal actualmente.

La importancia de este incremento de capacidad, es mayor de lo que a simple vista podría parecer, pues por ejemplo a diferencia de lo que ocurre con la capacidad de una memoria USB, que al duplicar su capacidad de almacenamiento, obviamente pasa a tener espacio suficiente para albergar el doble de información, en el caso de la capacidad de los microprocesadores para manejar cadenas de longitudes el doble de largas, su capacidad real se incrementa incluso más que al doble, dado que el rango de información codificable es mucho mayor, en una cadena de 32 bits existen 1024 posibles combinaciones diferentes, mientras que en una de 64 bits las posibilidades ascienden a 4096, es decir cuatro veces el número de permutaciones que una cadena con la mitad de esta longitud.

Microprocesador

Importancia de os 32  64 bits

En términos aún más prácticos y significativos para el usuario común, la importancia más relevante radica en la cantidad de memoria RAM que es capaz de manejar un procesador de 64 bits frente a uno de 32, pues mientras que el de 32 bits solo soporta 4 GB de los cuales solo aprovecha plenamente 3,25 GB, un procesador de 64 bits es capaz de aprovechar un máximo de 192 GB, lo cual equivale a 48 veces la memoria que puede procesar un CPU de 32 bits.

Por su parte los sistemas operativos deben estar diseñados de tal forma, que sus algoritmos sean capaces de aprovechar de la forma más eficiente posible, las capacidades del hardware en el que se ejecutan, por lo tanto actualmente los principales software de sistemas, ofrecen versiones dirigidas específicamente a cada una de las dos arquitecturas de procesador (32 y 64 bits), especialmente esto es así en Windows y las distribuciones GNU/Linux, ya que los sistemas de la familia MacOS están dirigidos a equipos de 64 bits fabricados por la empresa Apple.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here