En la actualidad evidenciamos que el uso de motocicletas ha aumento de manera importante en la sociedad, ya sea por gusto, comodidad, economía, velocidad… muchas personas han decidido hacerla su medio de transporte esencial. Un estudio realizado por el comité de ensambladoras de motos japonesas muestra que en los últimos cuatro años se cuadruplicó la comercialización de motos, el 72,5% de las motos son usadas para movilidad y el 21,6% son herramienta de trabajo.

Así mismo los índices de accidentalidad en los que se ven involucrados motociclistas reflejan un incremento desalentador, debido a esto la empresa 6D se ha puesto en la tarea de fabricar un casco que aísla el cerebro de daños ocasionados por traumas. Incorpora un sistema de suspensión que además de preservar el cráneo protege el cerebro, reduciendo las lesiones hasta en un 80% en comparación con cascos regulares, indicó la compañía.

6D ha creado la tecnología patentada ODS (omni directional suspension o suspensión omnidireccional) que busca disminuir la energía transmitida al cerebro por impactos a grandes velocidades. Utiliza 27 amortiguadores de aislamiento que se distribuyen por todo el casco y trabajan conjuntamente bloqueando la energía generada a raíz de un golpe.

La empresa integró esta misma tecnología a cascos de bicicleta garantizando a ciclistas y motorizados seguridad, comodidad y diseño al momento de manejar uno de estos vehículos.

Tecnología como estas, que ayudan a prevenir consecuencias graves en accidentes, se suman también a varias iniciativas, como la presentada tiempo atrás en Lisboa, donde se introdujo una divertida forma de esperar mientras el semáforo cambiaba a Verde.

No hay comentarios

COMENTARIOS