Recientemente escribí un artículo en el cual hablaba sobre la posibilidad de monetizar un proyecto web gracias a los donativos de sus visitantes, como por ejemplo un blog personal en el que se publiquen contenidos de interés para una determinada comunidad de usuarios, donde estos a modo de agradecimiento por la información suministrada, realizarán pequeñas aportaciones monetarias espontaneas con el fin de sustentar económicamente al propietario de la web y facilitarle la continuidad de su trabajo.

En este caso quiero conversar acerca de la financiación de proyectos, bien sea orientado a la web o no, mediante la metodología del Crowdfunding o Micromecenazgo en español. Aunque a simple vista podría resultar muy similar a lo que planteaba en aquel artículo, la realidad es que existen diferencias de fondo bastante importantes con respecto a la alternativa que hoy vengo a exponer en este post.

Donativos

En esa publicación anterior, me refería a un sistema en el cual, alguien que ya posee un proyecto web en marcha, puede incorporar en él, botones de pago destinados a recibir donativos de sus visitantes. Estas contribuciones serían solicitadas permanentemente, es decir que no tendrían un período de tiempo definido para que el donador las realice, ni un monto estipulado a alcanzar, ya que la intención es que periódicamente el propietario de la web obtenga un sustento económico que le permita obtener ganancias por su trabajo. Esto es exactamente lo que propicia y favorece el servicio que proporciona Patreon.

¿Qué es el Crowdfunding?

En cambio, lo que se conoce como Micromecenazgo o financiamiento colectivo, es el sistema en que un grupo de personas, mediante pequeñas contribuciones, puedan financiar un determinado proyecto, convirtiéndose en sus mecenas o micro-mecenas. Por lo tanto las plataformas de Crowdfunding permiten a quien solicita la colaboración del público, exponer los alcances, características, limitaciones y objetivos de su proyecto, además se exige la definición de un presupuesto necesario y el período de tiempo estimado para llevar a cabo la idea que se plantea, es decir que la financiación está delimitada en tiempo y monto a recaudar.

Dolar donado

Principales plataformas de Crowdfunding

Actualmente existen varios sitios web o herramientas online, que prestan el servicio de recaudación de fondos bajo ciertas condiciones particulares de cada uno de ellos, a continuación una selección de los más importantes.

Kickstarter

La más conocida de las plataformas de financiación colectiva de la actualidad a nivel internacional es Kickstarter, aun cuando se centra especialmente en los países más desarrollados de habla inglesa, como lo son Australia, Canadá, Estados Unidos, Nueva Zelanda y Reino Unido. Esta alternativa tiene más de 10 años de experiencia, ha superado ampliamente la cifra de un billón de dólares entre todos los proyectos financiados exitosamente. Su público es principalmente el que se relaciona con el mundo de la creatividad, es decir películas independientes, propuestas musicales, arte digital, videojuegos e incluso periodismo. Cabe destacar que para recibir el dinero, se debe alcanzar el total de la meta establecida, de lo contrario las aportaciones son retornadas a quienes las ofrecieron.

Indiegogo

En segundo lugar entre las plataformas de este estilo, se debe mencionar a Indiegogo, que es otra alternativa norteamericana pero que a diferencia de la anterior, no hace entrega del dinero recaudado únicamente si se alcanza el monto previamente estipulado, sino que cualquier donativo que hagan la comunidad es recibido, además cualquier recompensa que se haya ofrecido a los donantes debe ser entregada igualmente aun cuando no se alcance la cifra global requerida. Esta plataforma es más amplia en cuanto al tipo de proyectos que se presentan, pues se centra más en el apoyo a empresas emergentes o startups.

micro-aportes

Ulule

Por su parte, Europa posee su plataforma favorita, como lo es Ulule, aun cuando también existe en este continente diversas alternativas similares. Esta web, como es de imaginarlo, dado el segmento poblacional al cual está dirigida, se puede seleccionar entre varias monedas e idiomas diferentes, además su rango de temáticas y tipos de proyecto es también muy variado, lo cual le permite tener una comunidad bastante amplia.

Ideame

Latinoamérica también tiene su propia opción que es Ideame, la cual se asemeja en gran medida a Kickstarter, pero como es predecible presenta un volumen de proyectos exitosos y motos alcanzados mucho menor. Los proyectos provienen principalmente de Argentina, Brasil, Colombia, Chile, México y Uruguay. En la web puedes elegir entre varias monedas de uso oficial en los países de América Latina.

LaChevre

Una alternativa exclusivamente colombiana es LaChevre, que aun cuando maneja un volumen y una actividad mucho mejor a las de índole internacional, resulta tener una buena proyección a nivel nacional, la cual dependerá en el futuro de la difusión que pueda alcanzar esta iniciativa y la disposición a la colaboración de parte del público.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here