“Chemputer” ¿Qué es y qué hace?

¿Recuerdas las figuras que colocabas en el agua y al pasar los días crecían? ¿Te imaginas que pueda hacerse lo mismo con un avión a escala real? Las últimas innovaciones tecnológicas han demostrado que todavía queda mucho por descubrir, haciendo posible aquello que creíamos ciencia ficción.

Hoy en día ya existen flotas de aviones cuyas partes se construyeron con una impresora 3D, de igual forma, esta tecnología se está aplicando para construir drones. La intención de todo esto es disminuir el tiempo de elaboración y construirlo lo más cerca posible al campo de batalla.

Sin embargo, el profesor Lee Cronin de la Universidad de Glasgow en Escocia ha decido llevar la construcción de aviones a otro nivel y, estando asesorado por una de las contratistas militares más grandes del mundo llamada BAE Systems, el profesor Cronin está llevando a cabo un proyecto llamado Chemputer.

La nueva tecnología de aviones
La creación de Aviones será más sencilla

Hacer más en menos tiempo

En pocas palabras, lo que Cronin intenta hacer con la Chemputer es crear pequeños aviones no tripulados que “crezcan” dentro del laboratorio.

Esto significaría un gran avance en el desarrollo de aviones y drones ya que esto haría que la construcción de ambos pase de una duración de meses y años a tan solo unas pocas semanas. Esto se debe a que mientras una impresora 3D crea las piezas de una máquina, la Chemputer se enfoca en acelerar las reacciones químicas del avión a un nivel molecular.

Aviones, tecnología

No es tan fácil como parece

A pesar de lo maravilloso que pueda parecer este avance, Cronin asegura que poder crear un avión a partir de sustancias químicas es un gran reto. No obstante, afirma que de alcanzar los objetivos y poder crear un motor digital de síntesis abrirá paso en un futuro no muy lejano al ensamblaje de objetos de gran complejidad que requieran de una mínima asistencia humana.

Tal vez creamos que el asentamiento de esta tecnología está lejos de esta época, sin embargo, existe otra propuesta que está más cerca de lo que pensamos.

Cinco veces más rápido que la velocidad del sonido

Reaction Engines Limited es una pequeña empresa británica la cual está trabajando en un cohete que pueda volar a velocidades supersónicas. Este es un proyecto ambicioso ya que para poder decir que algo va a una velocidad supersónica es porque es cinco veces más rápido que la velocidad del sonido, el cual viaja a 1.235km/h.

No hay comentarios

COMENTARIOS