La ciencia en búsqueda de saber si hay otros planetas con vida o al menos con condiciones similares a la Tierra ha emprendido proyectos en el universo con impresionantes equipos tecnológicos de la mano con la NASA para dar respuestas a todas estas interrogantes. Un ejemplo de ello es la misión de Perseverance que aterrizó el pasado 18 de febrero 2021 en Marte y también el del telescopio Kepler que está en el espacio para detectar masas que se encuentren en tránsito con la órbita de estrellas.

En otras palabras el objetivo de Kepler es identificar exoplanetas de la galaxia que estén alrededor de estrellas distintas al Sol y que tengan dimensiones cercanas a la de la Tierra. Esto se puede estimar de acuerdo al tiempo de bloqueo que tenga la luz de la órbita de forma periódica en cada caso de observación.

Partiendo de de este principio se han ido estudiando los planetas que están en tránsito con la estrella Kepler-90 la cual tiene hasta la fecha 8 exoplanetas y Kepler-90i es el último de ellos con una distancia aproximada de 2500 años luz de la Tierra. Este hallazgo representa todo un reto para la NASA y se ha ganado la atención de los expertos por su cantidad de masas y la distancias entre ellas que hacen a este conjunto muy parecido a nuestro sistema solar.

¿Cómo se detectó a Kepler-90i?

Este exoplaneta se detectó a través de la misión del telescopio Kepler y la fusión del aprendizaje automático de Google a finales del año 2017. Es decir, la tecnología de inteligencia artificial permitió identificar esta masa a través de la lectura de los cambios de luz que observó el satélite cuando la misma transita en la órbita de la estrella de estudio cada 14,4 días. De acuerdo a esta frecuencia débil los científicos lograron obtener los registros para determinar las características de este octavo planeta de la constelación Draco y además esperan poder ampliarlas a medida que extraigan los archivos del satélite con nuevas tecnologías que se están desarrollando.

Características del nuevo exoplaneta

En función de los registros se estima que el radio de Kepler-90i es un 30% más grande al de la Tierra siendo un valor promedio estimado de 8.450 km porque hay que considerar que nuestro planeta no es una esfera perfecta. Esta magnitud para los científicos es pequeña y por ello deducen que es rocosa. Por su parte la temperatura superficial de este exoplaneta excede los 400 ºC similar a Mercurio aunque más compacto. De ahí, que no hay sospechas de vida humana por estas condiciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.