- Publicidad -

Como su propio nombre indica, el web hosting hace referencia a la infraestructura de alojamiento. Es la traducción literal que podemos hacer desde el inglés al castellano. Esto significa que en hosting encontraremos el alojamiento de nuestra página web, es decir, es el lugar donde guardar los contenidos (podríamos decir que el relleno) de nuestra página web.

Para encontrar esta página web necesitaremos un dominio, que es el nombre que recibirá nuestra web y todas sus partes. Con este dominio podremos movernos por los contenidos de nuestra página. Este dominio nos dará también una dirección de correo electrónico. Sobra decir que, cuanto más conectado esté todo lo relacionado con nuestra web más fácil será el acceso a la misma para los usuarios. Es decir, que utilizar el mismo dominio para la mayor cantidad posible de contenido será premiado por los buscadores para encontrar la web y, además, aportará usabilidad a la web.

Podemos encontrar más información sobre qué es un hosting. Pero sobre todo, tenemos que tener claro que es el lugar donde “guardar” nuestra página web. Es decir, podemos crearla como un blog o en otras plantillas. Pero necesitaremos un lugar donde guardarla y almacenarla. Podemos hablar de Webempresa como el servicio de hosting más extendido y que aporta muy buenos resultados por un precio competitivo.

El tipo de hosting más utilizado es el hosting compartido. Los compañeros de Webempresa lo explican de una forma sencilla y eficiente:

El hosting compartido es el tipo de alojamiento web más utilizado. En esta modalidad, las cuentas de hosting de diferentes usuarios se alojan en un mismo servidor físico, en el que comparten recursos como la memoria RAM y la CPU. Dentro del hosting compartido también existen diferentes tipos de servicio, en función de su configuración.

Este hosting compartido significa una capacidad determinada en la que se pueden incluir los espacios web que permitan por contenido y transferencia mensual de GB.

Así, pues, cualquiera puede adquirir un hosting para incluir su sitio web. Porque ahora no son solo las empresas las que necesitan una web. Tener un lugar que sea nuestra cara visible para el mundo online se ha convertido en casi una necesidad. Al fin y al cabo, nuestro currículum, por ejemplo, en cuanto a búsqueda o presentación de empleo se refiere, puede ser también una página web donde mostrar nuestros últimos proyectos y habilidades. No es necesario ser una empresa, pues, con un departamento de creación web para necesitar estos servicios.

¿Qué tipo de hosting podemos contratar?

Entonces, podemos decir que existen diferentes tipos de hosting o alojamiento web. Según las necesidades que tengamos, podemos recurrir a uno u otro tipo.

Tenemos que tener en cuenta el CMS con el que nuestro sitio web ha sido creado. Pueden ser plantillas como WordPress o Joomla. También pueden ser más genéricos, como las web desarrolladas con lenguajes HTML, PHP o MySQL. Puede que nuestra opción haya sido Moodle o Drupal.

Si tenemos un proyecto más grande que requiera una capacidad de recursos mayor, podemos también encontrar hosting a nuestra medida sin ningún problema.

Sea como sea, el tipo de plataforma y lenguaje con el que creamos nuestra página web es un dato importante para tener en cuenta.

Un buen servicio de hosting nos dará una solución personalizada, ya que de esto dependen otros factores muy importantes:

  • Optimización de imágenes
  • La rapidez de carga o de descarga
  • Copias de seguridad óptimas

Después de todo esto, tenemos otra pregunta. ¿Se puede tener un sitio web sin alojamiento hosting? Sí, pero no es una opción recomendable. Contratar este servicio ofrece muchas ventajas frente a no tenerlo.

Lo primero es que no olvidemos que contratar este servicio nos ofrece un equipo humano de fondo que resolverá nuestras dudas, que nos dará un apoyo y un soporte de mantenimiento. Esto nos dejará tiempo para que podamos dedicarle a nuestro proyecto. Será un lugar rápido, estable y seguro con un mantenimiento profesional las 24h.

Además, al contratar este servicio estamos adquiriendo un control total sobre nuestro sitio web y sus contenidos. Este control incluye seguridad en el almacenaje y en su contenido, ya que no estaremos cediendo derechos ni alojando otras condiciones especiales de terceros. Porque no olvidemos que cuando se nos ofrece algo gratis es porque el pago somos nosotros.

Obtención del certificado SSL

Obtener un hosting nos permite tener el certificado DDL (Secure Sockets Layer o capa de conexión segura), que es un sistema de cifrado que se utiliza a nivel mundial y que permite la transferencia de datos entre navegador y servidor. Esto previene de ataques de Hackers o de robo de datos. Es obligatorio desde 2017, por lo que obtenerlo es de gran importancia. Ya que Google advierte de la inseguridad del lugar si no se tiene este certificado en la propia web. Todos podemos pensar que no merece la pena invertir unos pocos euros anuales en un sitio web, ya que los hay de manera gratuita. Sin embargo, las opciones gratuitas suelen ser insuficientes. Así que contar con un buen servicio de hosting es una opción muy recomendable que nos ahorrará muchos problemas y sobresaltos.

- Publicidad -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.