No es un secreto que una de las mayores causas de mortalidad de las mujeres en Latinoamérica es el cáncer de mama. De hecho según las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panaméricana esta enfermedad se posiciona como la segunda patología que acaba con la vida de féminas debido a una detección tardía. Estas cifras arrojan que un 25% de las pacientes no logran combatir estos tumores porque ya se encuentran en metástasis o simplemente porque la agresión ya ha avanzado tanto que los tratamientos resultan muy costosos.

Parte de lo antes expuesto se atribuye a que a pesar de la información que está en Internet y las múltiples charlas que se realizan a lo largo del mundo, muchas mujeres y hombres tienen miedo de ir al médico y someterse a los exámenes de rutina como lo es la mamografía puesto que es dolorosa y hasta traumática. Pero la tecnología por supuesto ha avanzado en este campo de la salud y por ello ya no hay excusas para que el cáncer de mama sea detectado tarde.

Cabe destacar, que aunque el desarrollo de herramientas tecnológicas para controlar y prevenir este tipo de cáncer no son sustitutos de los mamogramas, sí permiten tener un estudio temprano de las variaciones de los pechos para que los médicos puedan tomar acción en tratamientos a tiempo.

prevención y detección del cáncer de mama

¿En qué consiste la tecnología para prevenir y detectar el cáncer de mama?

Una de las tecnologías desarrolladas para prevenir y controlar el cáncer de mama se conoce como método Eva y este consiste en tomar imágenes infrarrojas a través de una cabina donde se medirán las variaciones de temperatura de la piel de los pechos. Dichos cambios térmicos en la dermis pueden representar alteraciones en los tejidos de las mamas y por ello el médico tiene la posibilidad de hacer un informe temprano para descartar o tratar la formación de tumores en esta zona.

Esta fotografía de las mamas no es invasiva como las mamografías, puesto que los pacientes solo van a ingresar a un cabina de manera individual y no hay emisión de rayos X. Además no genera dolor porque los pechos no son comprimidos y es bastante rápida, dura 10 minutos aproximadamente. De ahí que muchos expertos recomiendan en caso de sospecha de cáncer hacer este estudio mensualmente para llevar un control adjunto a los mamogramas. Estos últimos no se pueden realizar con tanta frecuencia debido a las radiaciones.

Ahora bien, este estudio tecnológico no solo aplica cuando hay sospechas de cáncer sino también para las madres después de pasar por un período de lactancia, para saber si los tejidos mamarios se han regenerado satisfactoriamente luego de ese importante cambio hormonal. Otro caso cuando se recomienda Eva es si hay altos riesgos de herencia de mutación de genes BRCA 1/2, puesto que pueden producir tumores en las mamas en la edad promedio de 70 años.

¿Qué más recomiendan los expertos?

En efecto si hay un cuadro hereditario de cáncer o se evidencian anomalías en los pechos los oncólogos van a recomendar estudios adjuntos de imágenes como los que proporciona el método Eva; sin embargo, adicional a ello resaltan la necesidad de llevar una vida saludable con alimentos balanceados, practicar la relajación y respiración, hacer ejercicios y dedicarse a ser feliz.

De acuerdo al estilo de vida que se lleve bajar el ritmo y el estrés puede resultar difícil al principio, pero para ello puedes hacer uso de muchas aplicaciones enfocadas en la salud desde tu teléfono móvil o computador que te ayudarán a crear estos buenos hábitos que indican los expertos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.